El ejercicio físico acuático aeróbico ayuda a mejorar la fuerza muscular y a disminuir los pliegues cutáneos

El medio acuático otorga grandes ventajas que el terrestre no puede dar. No existe sobrecarga en las articulaciones, se favorece el enriquecimiento motor y evita la posible aparición de lesiones. Las actividades acuáticas reúnen los requisitos necesarios para considerarlas como actividades saludables, ya que otorgan grandes ventajas como pueden ser la hipogravidez, resistencia al movimiento, mejor equilibrio muscular y facilitación de la termorregulación. También consiguen ventajas psicológicas creando hábitos en la práctica de actividad física en los practicantes.

Este estudio comprobó que la programación de actividades acuáticas es una clara alternativa a los programas terrestres que buscan la mejora de la fuerza y disminución de los pliegues cutáneos.

Utilizan un diseño pre-experimental sin grupo control. Se aplicó en 12 mujeres sin ninguna patología o contraindicaciones que les prohibieran participar en un programa de actividades acuáticas, en una franja de edad entre 16 y 18 años que anteriormente no participaban en actividades físicas. Se les aplicó un programa de ejercicios aeróbicos acuáticos durante semanas (18 sesiones de 45 minutos, 3 días por semana). A todas las participantes se midió el IMC, pliegues, perímetros y diámetros corporales antes de comenzar el programa y tras finalizar la intervención de ejercicios acuáticos, siguiendo las indicaciones de la International Society for the Advancement of Kinanthropometry. Por otro lado, se valoró la fuerza muscular a través de una repetición máxima (RM) a diferentes grupos musculares del tren superior, la frecuencia cardíaca máxima para desarrollar los ejercicios acuáticos al 70% y el esfuerzo percibido en los ejercicios en función a la escala de Borg.

Tras las 6 semanas de intervención consiguieron disminuir el índice cintura-cadera y el porcentaje de grasa corporal, aunque ambos valores no disminuyeron de forma significativa. También se reduce de forma significativa los pliegues analizados en el post-test. No se encontraron diferencias respecto a los perímetros y diámetros corporales. También se observó un incremento significativo en la fuerza de los grupos musculares analizados al finalizar el programa.

El programa concluye con que el programa de actividades aeróbicas acuáticas aplicado sobre las jóvenes sedentarias provocó un aumento significativo en la fuerza muscular y una reducción de los pliegues cutáneos.

Resumen realizado por Francisco Frutos Cánovas y Antonio Paredes Vidal.

Pino-Reynals, A., Espinoza-Navarro, O., De Arruda, M., & Urizar-Araya, C. (2015). Composición corporal y somatotipo de mujeres de entre 16 a 18 Años: efecto de un programa acuático-aeróbico en el mejoramiento de la fuerza muscular. International Journal of Morphology33(4), 1213-1219.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *