El HIIT en el medio acuático puede ser una herramienta útil para mejorar la capacidad aeróbica y la fuerza

El objetivo de este trabajo es la revisión sistemática de los efectos que produce el HIIT en el medio acuático sobre la capacidad aeróbica, fuerza y composición corporal.

Como ya se sabe, el ejercicio físico mejora la calidad y esperanza de vida. Pero para ello es necesario saber fomentar la realización de actividad física, teniendo en cuenta algunos factores, tanto físicos como medioambientales, de la población.  Una forma distinta de realizar ejercicio es a través de entrenamientos basados en intervalos de alta intensidad junto a intervalos de descanso o baja intensidad, ya que se ha demostrado que se pueden obtener los mismos resultados que con entrenamiento de esfuerzo continuo de mayor duración que este. Además, es interesante la propuesta de cambiar del medio terrestre al medio acuático para realizar este entrenamiento, eliminando así algunas barreras que podían suponer a distintas poblaciones el medio terrestre y aprovechando las ventajas que proporciona este medio.

Esta revisión sistemática extrae la información de varios artículos de distintas bases de datos, han sido filtrados por distintos métodos y revisores para eliminar artículos no válidos hasta obtener 8 estudios que cumplían los requisitos. En estos artículos se debían describir, monitorizar y supervisar la intensidad y los ejercicios en las sesiones, para que se realizaran correctamente. Se realizaban ejercicios como natación libre, carrera acuática con chaleco, carrera acuática en cinta y ejercicios de resistencia al movimiento. En la mayoría de los estudios monitorizan la intensidad del ejercicio a través de la frecuencia cardíaca o usando la escala de Borg. Los períodos de trabajo van de 10 a 600 segundos y los períodos de recuperación van de 10 a 150 segundos. El número total de sesiones empleadas varía dependiendo del estudio, de 16 a 72 sesiones incluyendo en algunas la fase de familiarización.

Los resultados obtenidos en la revisión de los estudios de HIIT en el medio acuático fueron: una mejora moderada de la capacidad aeróbica, una pequeña mejora en la fuerza del tren inferior, no hay efecto en la composición corporal (aunque los autores piensan que sí cambiaría) y, además, hay una muy baja relación con el riesgo de sufrir una caída, lesión, etc.

Por lo que se concluye que el HIIT en el medio acuático puede ser una herramienta útil para mejorar la capacidad aeróbica y la fuerza en personas que tienen dolores cuando realizan ejercicio en el medio terrestre, como los afectados por la artritis.

Resumen realizado por Juan Pedro Simón Martínez y Ernesto Sabater Boix

Para conocer más:

Depiazzi, J. E., Forbes, R. A., Gibson, N., Smith, N. L., Wilson, A. C., Boyd, R. N., & Hill, K. (2018). The effect of aquatic high-intensity interval training on aerobic performance, strength and body composition in a non-athletic population: systematic review and meta-analysis. Clinical rehabilitation. https://doi.org/10.1177/0269215518792039

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *