LA ACTIVIDAD ACUÁTICA BENEFICIA LA CAPACIDAD FUNCIONAL DE LOS ADULTOS CON SÍNDROME DE DOWN

La importancia del ejercicio para las personas con síndrome de Down (SD) se encuentra bien documentada.

El objetivo de esta investigación fue estudiar cómo afecta el entrenamiento acuático adaptado en la capacidad funcional de los adultos con síndrome de Down.

El uso de ejercicios acuáticos es una alternativa atractiva para los ejercicios en tierra para las personas con trastornos musculoesqueléticos, con un bajo tono muscular y un exceso de adiposidad características que se suele encontrar en los adultos con síndrome de Down.

 

El síndrome de Down (SD) es la enfermedad genética más frecuente asociada a la discapacidad intelectual (Winnick 2005), ya que una de cada 500 personas se ve afectada por esta anomalía cromosómica. La mayoría de las personas con síndrome de Down tienen hipotonía muscular, laxitud ligamentosa y la enfermedad cardíaca congénita, acompañadas a menudo exceso de peso. Afortunadamente, un gran número de estudios demuestran que los adultos con síndrome de Down pueden mejorar su idoneidad funcional a través de actividades estructuradas aeróbicas (Carmeli et al. 2002 sí; Mendonca y Pereira 2009; Boer and Moss 2016). Sin embargo, la mejora de la fuerza muscular es también importante, ya que esta variable muestra la importancia en la predicción del rendimiento funcional y la capacidad de realizar actividades de la vida cotidiana, específicamente en los adultos con síndrome de Down.

 

El estudio incluye a 25 participantes (14 hombres y 11 mujeres) con SD de dos centros de atención a discapacidad intelectual en el Cabo Occidental de Sudáfrica (Centro A, 14 participantes; Centro B, 11 participantes). Los participantes realizan varias tareas como son, folletos plegables, cajas de embalaje, notas adhesivas y cortes de diferentes formas. Se incluyen si tienen la capacidad cognitiva para realizar las pruebas y el entrenamiento de acuerdo con las especificaciones técnicas. Encontraron que todas las pruebas iniciales utilizadas en este estudio eran factibles, confiables y válidas para personas con SD.  Un total de 23 participantes completaron el estudio (13 hombres y 10 mujeres). El grupo acuático constaba de 13 participantes (ocho hombres y cinco mujeres), mientras que el grupo de control constaba de 10 participantes (cinco hombres y cinco mujeres). Todos los participantes pudieron realizar los ejercicios acuáticos durante el período de intervención. La mayoría de los participantes completaron las 18 sesiones. Las sesiones de entrenamiento acuático fueron seguras y divertidas por todos los participantes, trabajando capacidad aeróbica, fuerza muscular, acompañadas por música.

 

El programa de entrenamiento acuático proporciona acondicionamiento físico seguro y factible para adultos con SD, evidenciado por un excelente cumplimiento, bajo abandono y ausencia de condiciones graves o adversas. Además, se encuentran mejoras significativas en varios parámetros funcionales como la capacidad aeróbica, la fuerza muscular y la capacidad funcional.

 

Resumen realizado por José Carlos Cuartero Martínez y Aarón Ortiz Barberá.

 

Para más información: Boer, P. H., & de Beer, Z. (2019). The effect of aquatic exercises on the physical and functional fitness of adults with Down syndrome: A non‐randomised controlled trial. Journal of Intellectual Disability Research.doi: 10.1111/jir.12687

 

Enlace:https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=The+effect+of+aquatic+exercises+on+the+physical+and+functional+fitness+of+adults+with+Down+syndrome%3A+A+non%E2%80%90randomised+controlled+trial.+Journal+of+Intellectual+Disability+Research.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *