La hidroterapia mejora el dolor y la función en la artrosis de rodilla

La artrosis de rodilla es una de las enfermedades degenerativas con más prevalencia. Afecta mayoritariamente a las mujeres y su prevalencia incrementa con la edad. La articulación que con mayor frecuencia sufre esta patología es la rodilla. Las consecuencias de la artrosis son muy notables en la tercera edad y recaen en la pérdida de la función articular, y por lo tanto, en una disminución de la calidad de vida. Hace ya tiempo que se pone en controversia la utilización de fármacos en esta patología, ya que hay terapias más efectivas y con menos efectos secundarios sobre la salud, como la implementación de un programa de ejercicio o protocolos educativos en torno a la artrosis.

La hidroterapia es recomendada como terapia afín en la población de la tercera edad porque se realizan en un entorno seguro donde se puede disminuir el riesgo de caídas y el impacto sobre las articulaciones. Las personas con artrosis, además, reconocen como agradable esta terapia y se crea una buena adherencia al tratamiento.

El estudio diseñó un protocolo de intervención con el fin de mejorar la función, el dolor y la capacidad muscular. Se realizó en tres fases y consistía en ejercicios progresivos realizados dos veces por semana durante seis semanas. La primera fase de calentamiento, con una duración aproximada de 5 minutos (caminar sobre el agua con un aumento progresivo de la velocidad y estiramiento de la cadena anterior y posterior de los miembros inferiores de cadena cinética cerrada), la segunda fase de fortalecimiento cuya duración estimada era de 30 minutos (los pacientes fueron instruidos para que los ejercicios se llevaran a cabo con la mayor intensidad posible) y la tercera, de otros 5 minutos, de vuelta a la calma, donde terminaban la sesión ejercitando la marcha de forma suave seguido de ejercicios de relajación. La temperatura de la piscina se mantuvo en los 32ºC y el agua cubría hasta la altura del ombligo. La hidroterapia se combinó con un protocolo educativo sobre la patología.

Los resultados demostraron que un protocolo de actuación estructurado combinado de hidroterapia con educación sobre la artrosis ha supuesto, en poco tiempo, una mejora del dolor y la función en comparación con la implementación individual de un protocolo educativo. Además, las mujeres que realizaron el estudio coincidieron en que también se notaba una mejora sustancial de la capacidad muscular.

En conclusión, la calidad de vida de las pacientes con artrosis mejoraría tras la combinación de hidroterapia y un protocolo educativo para la salud.

Resumen realizado por Rosa María Abad de la Rosa, Francisco Javier Alcaraz Riquelme, Beatriz Lillo Martín y Aitor López Carrillo.

Para más información:

Dias, J. M., Cisneros, L., Dias, R., Fritsch, C., Gomez, W., Pereira, L., Santos, M. L., y Ferrerira, P. H. (2017). Hydrotherapy improves pain and function in older women with knee osteoarthritis: a randomized controlled trial. Brazilian Journal Physical Therapy, 21(6), 449-456.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *