LA IMPORTANCIA DE LAS EMOCIONES EN LAS ACTIVIDADES ACUÁTICAS

Algunas de las preguntas que todo docente tendría que realizarse antes de empezar una clase sería ¿te lo vas a pasar bien en esa clase? ¿sería una clase en la que tú quisieras estar? ¿vas a disfrutar con tus alumnos? Si la respuesta a estas cuestiones es afirmativa, se cumplirá el principio del disfrute en el proceso enseñanza-aprendizaje. Por lo que, si disfrutas enseñando, posiblemente tus estudiantes también. ¿Qué puedes hacer para conseguirlo? Propón actividades que sean creativas y motivadoras para ti. Pregunta a los participantes por sus intereses. Realiza cambios en tus propuestas, para evitar caer en la rutina. Escucha a tus alumnos y preocúpate por ellos en todos los sentidos. Utiliza la evaluación formativa, intentando personalizarla y que el participante detecte que le sirve para mejorar. Y utiliza el juego con retos. Acuérdate siempre que si tu disfrutas, posiblemente ellos también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *