¿Quién debe dirigir las clases de natación (actividades acuáticas) escolar?

Cuando un docente lleva a sus estudiantes a la piscina en horario escolar, no existen unas referencias legales claras para organizarlo, y depende, exclusivamente de una motivación personal (Albarracín, 2009). Aun así, en la mayoría de casos en los que se realiza, la clase se deja en manos de los monitores de la instalación, siendo un porcentaje muy bajo el que la imparte exclusivamente el docente, y en la misma proporción lo hace de forma conjunta con el monitor (Albarracín & Moreno-Murcia, 2013).

En algunas ocasiones, esta situación dependerá de la formación inicial del docente, pues según Albarracín y Moreno-Murcia (2017), el no haber cursado los estudios específicos de educación física, con la materia de natación obligatoria (por proceder de otras carreras universitarias), o bien que aunque se haya cursado ésta haya estado demasiado vinculada al deporte de competición y con falta de reciclaje, hace que los docentes decidan dejar estos contenidos en manos de los técnicos de la instalación.

Por lo tanto, se está tratando este contenido como una actividad complementaria más, ya que, a pesar de los esfuerzos de toda la comunidad educativa en asumir gastos, trasladar al alumnado, responsabilidades, etc., puede tener el mismo efecto que unas clases por las tardes en las que las familias son las responsables. En estas circunstancias, es necesario asumir que, si es en horario lectivo, deberá poseer una vinculación con el currículo, asumiendo todas las indicaciones en igualdad de condiciones que el resto de contenidos. Si es así, siempre será el docente el responsable último de la clase, pudiendo, sin lugar a dudas recibir ayuda y apoyo de los técnicos acuáticos. Es cierto, que encontramos algunos centros educativos, que, gracias a facilidad en la disponibilidad de piscinas, han llevado a cabo una programación de educación física acuática, siendo los resultados muy positivos. Concretamente en España, hay experiencias que organizativamente son el ideal al que deberíamos aspirar todos los centros desde esta perspectiva.

Lógicamente esto no ocurriría si estuviera incluida en el currículo, tal y como ocurre en algunos países de Europa, como por ejemplo en Francia, donde cada uno de los intervinientes en el proceso tiene su función especificada en la ley, siempre con un sentido curricular y educativo. Tanto las tareas de docentes, técnicos, supervisores, socorristas, y hasta los familiares o personas acompañantes, están claramente recogidas en la legislación(Redàction EPS1, 2003).

Desde AIDEA (Albarracín & Moreno-Murcia, 2018) hacemos un llamamiento para aunar fuerzas y que los países que todavía no hemos logrado incluir estos contenidos a nivel legal, podamos disfrutar en breve de esta circunstancia, pues estamos seguros que conllevará grandes beneficios para los estudiantes, tanto a nivel motor como psicológico y social, sin olvidar la seguridad y reducción de ahogamientos que se podría asegurar con este proceso.

Albarracín, A. (2009). Las actividades acuáticas como contenido de educación física en Enseñanza Secundaria. Tesis Doctoral. Universidad Miguel Hernández. Elche.

Albarracín, A., & Moreno-Murcia, J. A. (2013). Análisis del personal que imparte los contenidos acuáticos en las clases de educación física. Revista Española de Educación Física y Deportes, 402, 11-26.

Albarracín, A., & Moreno-Murcia, J. (2017). La formación en contenidos acuáticos del profesor de educación física. RIAA. Revista de Investigación en Actividades Acuáticas, 1(1), 7-15.

Albarracín, A., & Moreno-Murcia, J. A. (2018). Natación a la escuela. Hacia una alfabetización acuática. RIAA. Revista de Investigación en Actividades Acuáticas, 2(3), 54-67.

Redàction EPS1 (2003). Natation scolaire. Un nouveau cadre d’ensegnement. EPS1,114, 9-10.

 

La Dra. Apolonia Albarracín Pérez es profesora de Educación Física y Ciclo Formativo en el IES Europa de Águilas (Murcia). Forma parte del staff de la Asociación Iberoamericana de Educación Acuática, Especial e Hidroterapia (AIDEA) y es editora asociada de la Revista de Investigación en Actividades Acuáticas (RIAA). Autora de diferentes publicaciones relacionadas con las actividades acuáticas educativas escolares, el embarazo, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *