Recurso pedagógico. Educando a los acompañantes en las prácticas acuáticas con bebés

Educando a los acompañantes en las prácticas acuáticas con bebés 

Dña. Erika María Hernández Rojas es Terapeuta Físico por la Universidad de Costa Rica, Maestra en Actividad Física y Deporte por la Universidad Autónoma de Nuevo León (México) y Especialista Universitario en Educación Acuática por la Universidad Miguel Hernández (España). Es Instructora de Terapia Acuática y Natación en el Centro Acuático Olímpico Universitario (México). Responsable del servicio de Natación para Personas con Diversidad Funcional. E-mail: ekahdz12@gmail.com

Descargar documento completo

El educador en los programas acuáticos con bebés es quien planifica y diseña los escenarios de aprendizaje, mientras que son los acompañantes los que tienen el mayor contacto con el bebé, y son los responsables de dirigir las actividades y de estar a su cuidado. Por ello, en el siguiente recurso pedagógico se presenta la evidencia teórica de la importancia de la educación de los padres o acompañantes por parte del educador en estos programas.

Educando a los acompañantes

 ¿Eres nuevo dando clases a bebés?, ¿Te preocupan los bebés? Olvídate de eso, mejor concentra tu energía en los acompañantes. Ellos son los músicos que harán que tu

orquesta suene de forma maravillosa y que el público (bebés) disfruten de la función. Pon atención a la siguiente información que te ayudará a ser mejor director de orquesta, pues solo tienes que conocerlos, comprenderlos y conectarte con ellos.

Paternidad/maternidad en la sociedad actual

Es normal que con la velocidad con la que se mueve la sociedad actual, los padres caigan fácilmente en el error de reproducir ese patrón en la crianza de sus hijos. Se observan altos niveles de exigencia, atención concentrada en los aspectos tangible y fácil de observar (componentes motrices), y poca sensibilidad con los aspectos intangibles (sociales y afectivos); de ahí surge la importancia de reforzar el disfrute sobre el desempeño o competencia. Por lo tanto, la función como docente es orientarles a los acompañantes que es más importante que los niños se sientan seguros y disfruten del medio acuático y de las interacciones que facilita, que de la cantidad o calidad de los movimientos que ejecuten. Generar ese despertar y una mejor conexión entre padres e hijos es beneficioso para el desarrollo general del bebé, y para ello pueden utilizarse diversas técnicas de estimulación como el masaje (Wulan y Aulia, 2019) y las actividades acuáticas (Moreno,

Pena, y del Castillo, 2004). De forma específica, en la estimulación con bebés, Pena (2006) recomienda el trabajo con ambos padres en la piscina, así como educar y sensibilizar la capacidad de observar los pequeños cambios. Es enriquecedor contar con la presencia de papá y mamá, porque la relación que tiene cada uno de ellos con el bebé es distinta, mientras las condiciones lo permitan (Moreno et al., 2004). Estos autores coinciden en que vale el esfuerzo y desgaste de educar a los acompañantes frente a las ganancias que esto representa.

Estilos parenterales

Diversos autores señalan que existen distintos estilos parenterales, y parecen coincidir en que el afecto, el control y el comportamiento son los que marcan la diferencia entre ellos. Según Moore (1997), estos estilos parentales pueden clasificarse en: estilo autoritario, el pasivo y el autoritativo. Para Moreno et al. (2004), existen los papás autónomos, dependientes, sobreprotectores, lanzados y comparativos. En este sentido, Franco, Pérez y de Dios (2014) coinciden en que no existen modelos puros, ya pueden expresarse como una mezcla de estilos y que pueden variar con el tiempo. Por lo tanto, encontrar el equilibrio adecuado entre niveles de afecto-comunicación-apoyo y control-exigencia-disciplina parece ser el secreto que determina para una buena conducta del niño y su competencia social posterior. Por el contrario, se ha encontrado la presencia de síntomas de ansiedad y los correspondientes bloqueos y regresiones en los procesos de aprendizaje en los menores cuando los padres utilizan un estilo negligente (Franco, Pérez, y de Dios, 2014; Moore, 1997; Moreno et al., 2004).

Funciones del docente

El objetivo principal del educador es informar a los padres sobre los siguientes aspectos: objetivos, normas de higiene y consultar sobre sus expectativas y advertir al padre que el bebé no es un adulto pequeño, y que debe estimularse de forma integral y con mucho amor. Moreno et al. (2004) señalan que el trabajo activo o directo con el bebé es poco, por eso es fundamental observar la relación entre cada acompañante y su bebé para individualizar las sesiones y crear situaciones que faciliten el descubrimiento y a través de éste generar los aprendizajes. Es importante calmar a los acompañantes, ya que en algunas ocasiones también se enfrentan a un ambiente desconocido, por lo que, el docente, debe conectar con ellos en empatía y transmitirles cómo deben “estar” para que el bebé pueda “hacer”.

Algunas estrategias

En una casuística de gran diversidad de situaciones en los programas acuáticos, el principal objetivo del educador acuático es presentar a los músicos una partitura que tienen que interpretar, en este caso, un cuento motor acuático. En concreto, tienen que iniciar el concierto marcando una melodía de armonía que establezca el ritmo al que se quiere que se desarrolle la presentación.

El cuento puede utilizarse en las primeras clases en las que es necesario orientar a los acompañantes sobre sus funciones y cuál es la naturaleza de proceso y para clarificar quién es el protagonista en esta historia. Puede ser útil para acompañantes que van por primera vez a una clase con sus bebés o para padres primerizos que inician el descubrimiento del desconocido mundo de la crianza de sus pequeños.

Puede leerse con varios objetivos distintos además de utilizarse como base para generar otros recursos, y así variar su función cada vez que se haga su lectura. Algunos ejemplos de las opciones que presentan pueden ser:

  • La lectura puede hacerse compartida, un párrafo cada padre, en lugar de ser leída solo por el educador, para facilitar las relaciones sociales e integración de grupo.
  • Se puede invitar a los acompañantes a reflexionar sobre la información del cuento y para analizar los simbolismos que contiene.
  • Convertir algunas de las frases más importantes en canción que pueda repetirse durante las clases o en determinadas actividades. Como “crecía curioso y juguetón”.
  • Invitar a los padres a crear nuevos párrafos del cuento siguiendo la narrativa de la historia, aportando nueva información que ellos conozcan sobre los delfines y que sea simbólico para el trabajo acuático y su relación con el bebé.
  • Crear nuevos cuentos usando otras especies y nuevos simbolismos que aporten a la conexión padre-hijo y a los procesos de enseñanza.
  • Sugerir a los padres que repitan la parte que más les gustó de la historia a sus bebés, fomentando la comunicación directa con ellos y la expresión emotiva.
  • Pedir a los padres que creen una coreografía para el cuento, para que mientras ellos escuchan el cuento involucren a los bebés y que sea una escucha dinámica. Por ejemplo: al escuchar “yendo de un lado al otro, saltando, en la superficie y en lo profundo”, realizar algunos desplazamientos en concordancia.
  • Preguntar a los acompañantes cuáles son las actitudes positivas que se extraen del cuento y qué se puede repetir dentro de la clase. También agregar o reforzar las que hayan sido omitidas.

 Cuento “Mike y su manada”

“Había una vez una manada de delfines, que esperaba la llegada de su nuevo miembro. Un hermoso delfinato estaba por cumplir los 11 meses dentro de la panza de su mamá. Ella para ese tiempo ya ensayaba una tonada especial en su canto para que el bebé delfín la reconociera al nacer. Un buen día llegó el momento de que mamá delfín diera a luz al esperado bebé delfín, en pleno alta mar y asistida de otro delfín comadrona. Así llegó Mike al maravilloso mundo acuático, resguardado por su manada. Mientras crecía curioso y juguetón, Mike exploraba su mundo, yendo de un lado al otro, saltando en la superficie y en lo profundo, afianzado de la confianza y ojos siempre atentos de su madre, quien vigilante le ofrecía seguridad y amor. Ella cuidaría de él y lo amantaría por varios meses hasta que aprendiera a alimentarse y a valerse por sí mismo. Mientras tanto, Mike iba descubriendo por su cuenta sus propias habilidades, se acostumbraba a su entorno y se relacionaba con el resto de la manada. Esto la hacía sentirse seguro y orgulloso de sí mismo y sobre todo muy feliz. Mike, como el resto de su manada, se enfrentaba día a día a los retos que el mar le ofrecía, con alegría y diversión aprendía a amar su hogar, el inmenso mar”.

Conclusiones

Basado en el contenido teórico encontrado y la compresión de la realidad actual de los padres, se ha diseñado un recuso innovador dirigido a cómo reforzar positivamente las funciones de los acompañantes, buscando que más que “educar” bajo la corrección o la imposición de deberes, los acompañantes puedan, bajo la observación de una realidad distinta, interiorizar el proceso de crianza y su valor como guías. Mediante la lectura y análisis delcuento “Mike y su manada” se busca que los acompañantes clarifiquen sus funciones, amplíen sus horizontes, y fluyan con ayuda de la riqueza del agua hacia una interiorización amorosa y generosa hacia sí mismo y hacia sus hijos.

 Agradecimientos

 A la profesora Dra. Luciane de Paula Borges por la oportunidad brindada a desarrollar esta tarea en el Título de Especialista Universitario de Educación Acuática (1ª edición, 2019-20) de la Universidad Miguel Hernández (España).

 Referencias

Pena, L. (2006). Innovaciones en la enseñanza de actividades acuáticas para bebés, embarazadas y adultos. Málaga: Instituto Andaluz del Deporte.

Franco, N., Pérez, M. A., & de Dios, M. J. (2014). Relación entre los estilos de crianza parental y el desarrollo de ansiedad y conductas disruptivas en niños de 3 a 6 años. Revista de Psicología Clínica con Niños y Adolescentes, 1(2), 149-156.

Moore, S. G. (1997). El papel de los padres en el desarrollo de la competencia social. Clearinghouse on Elementary and Early Childhood Education, University of Illinois.

Moreno, J. A., Pena, L., & del Castillo, M. (2004). Manual de actividades acuáticas en la infancia: para bebés y niños de hasta seis años. Barcelona: Paidós.

Wulan, R., & Aulia, F. (2019). The empowerment of parents in baby stimulation with baby massage training. Journal Abdimas Madani, 1(1), 72-75.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *