El aquagym reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular y metabólica

WhatsApp Image 2017-12-18 at 19.10

La práctica de aquagym durante 16 semanas reduce el riesgo de enfermedades metabólicas y cardiovasculares, disminuyéndose el tejido adiposo visceral y abdominal, en mujeres de avanzada edad postmenopáusica.

En este estudio participaron 30 personas de las cuales finalmente quedaban 21. Éstas tienen características similares y les resultaba más efectivo trabajar en el medio acuático gracias a que había un bajo impacto e intensidad además de una mayor adherencia, ya que estos sujetos podían tener limitación por obesidad, falta de movilidad o problemas articulares.

Sobre 21 participantes, con características similares, se aplicó un protocolo de clases de aquagym de 50 minutos 3 veces por semana, y las intensidades se controlaban mediante la percepción subjetiva de esfuerzo (PSE) que describía Borg (1970). La intensidad que ejercían durante la práctica fue de 60-75% de la FC, siendo ésta en la escala de Borg entre 12 y 15. Se realizó un pre-test y post- test con dos pruebas para contrastar los resultados, siendo el ICC (índice de cintura y cadera) y el TAV (tejido adiposo visceral). Los resultados mostraron la reducción del ICC en los participantes, teniendo en cuenta que estos no estaban sometidos a una dieta prescrita.

En conclusión, los autores observaron qué para mujeres de edad avanzada postmenopáusicas, sin terapia de reposición hormonal, los ejercicios acuáticos de intensidad moderada fueron capaces de reducir el tejido adiposo visceral y abdominal, además de disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas y cardiovasculares, constituyendo una eficiente estrategia para el tratamiento de la obesidad central.

Resumen realizado por Juan Muñoz Antón, Ainoha Casanova Calpena y José María Cañaveras Raña

Para más información:

Di Masi, F., Silveira, A. L. B., Braz, M. A., Gatica, S. L. A., Borreani, S., Brasil, R. M., & Dantas, E. H. M. (2014). Efectos de un programa de aquagym en mujeres posmenopáusicas. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, 14(55), 465-478.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *